DesdeJuarez

Cosa buena, cosa mala

Hemos empezado mal.

También bien, pero mal.

Me explico y seré breve.

Por un lado tenemos el hecho de que la ciudad se cae a pedazos, literalmente, se abren boquetes bajo los autos o camiones. Lo he visto con estos malditos ojos que se comerán los gusanos. Otro hecho es que no tenemos una total cobertura de alumbrado público. Otro más, que la policía no alcanza a vigilar  toda la ciudad para proteger a la ciudadanía, por eso tiran tantos cuerpos por las calles, al menos uno al día y eso es terrible. Los servicios de salud, de bomberos, de transporte público, no cubren toda la ciudad.

No son percepciones, son hechos.

¿Por qué sucede esto?

Juan Hernán III Ortíz Quintana

 

 

 

 

 

 

 

Cosa buena, cosa mala

 

 

 

 

Por Hernán Ortiz

 

 

 

 

Hemos empezado mal.

 

También bien, pero mal.

 

Me explico y seré breve.

 

Por un lado tenemos el hecho de que la ciudad se cae a pedazos, literalmente, se abren boquetes bajo los autos o camiones. Lo he visto con estos malditos ojos que se comerán los gusanos. Otro hecho es que no tenemos una total cobertura de alumbrado público. Otro más, que la policía no alcanza a vigilar  toda la ciudad para proteger a la ciudadanía, por eso tiran tantos cuerpos por las calles, al menos uno al día y eso es terrible. Los servicios de salud, de bomberos, de transporte público, no cubren toda la ciudad.

 

No son percepciones, son hechos.

 

¿Por qué sucede esto?

 

Porque el dinero del municipio no alcanza para atender las necesidades de la ciudad. Hemos crecido demasiado y es algo que debemos arreglar.

 

¿El problema?

 

El IMIP es una institución que solía ser autónoma e independiente, cosa que le quitó Héctor Murguía. Pero la idea de su existencia es ser un organismo que pueda definir técnicamente cuáles son las necesidades de desarrollo para Juárez. Este instituto era una propuesta para rebasar los intereses de terratenientes o partidos políticos.

 

Una discusión que todavía es vigente y si el IMIP debe tener facultades para tomar decisiones o sancionar en caso de que no se cumplan o se violen los planes de desarrollo. Cosa que no abordaré pero  me parece importante no perder de vista.

 

Bueno, pues en este Instituto, que ha servido como modelo para otros similares a lo largo del país, se ha puesto al frente a Álvaro Roberto Manuel Mora Palacios.

 

¿Qué tipo de persona tiene tres nombres? Yo, yo los tengo. Así que dejaré eso de los nombres de lado.

 

Lo realmente relevante es cuál ha sido su postura frente a la ciudad. Siempre, siempre, siempre. Ha sido de extenderla, para que los empresarios que viven de ello se vean beneficiados a costa de que el resto de los ciudadanos paguemos el alto costo de una ciudad innecesariamente extendida que, en la actualidad, se cae a pedazos. Ojala fuera una metáfora, pero lamentablemente el desmoronamiento es real. Un elemento importante para ordenar este crecimiento desmedido es el IMIP, pero en manos de un desarrollador que promueve la expansión es como dejar el Senado Galáctico en manos de Palpatine, dejar al lobo cuidando las ovejas o a Víctor Frankenstein cuidando la morgue.

 

Pero esto no es todo, este es sólo uno de los problemas que se nos vienen encima.

 

El otro es la poca capacidad de diálogo que ha demostrado el gobierno del Estado frente a los reclamos de la sociedad.

 

¿Reclamos liderados por priístas? Tal vez. ¿Reclamos que no se habían hecho antes? De acuerdo, pero reclamos al fin y la violencia gubernamental contra la ciudadanía que ejerce su derecho a la manifestación y a la libre expresión nunca es una opción. ¿El derecho de otros? Sí, debe respetarse. Pero si no es por medio del diálogo, entonces tal vez no hemos elegido a los mejores representantes.

 

De pronto, no sé muy bien a cuenta de qué ni cómo, pero ha resaltado el liderazgo de Susana Prieto. No  la conozco, sólo sé que ha llevado algunos casos de derecho laboral. Dicen que ha ganado mucho dinero, tal vez por ser buena en su trabajo y eso es bueno, también he visto a directores de asociaciones civiles que con lo que cobran cambian de auto cada año y pueden pagarse viajes a olimpiadas y mundiales. El cobrar bien no me parece necesariamente algo que desvirtúe el trabajo de alguien.

 

Susana Prieto ha empezado a promover distintas acciones que defienden a la ciudadanía de actos de gobierno. Hasta donde sé, reconociendo mi ignorancia, ha promovido un amparo contra el impuesto al alza de la gasolina, otro contra el cobro del derecho de alumbrado público, promueve un movimiento para abaratar el cobro de la revalidación vehícular.

 

Se ha movido, hace algo, gente le ha creído y la apoya.

 

El gobierno del estado ha respondido mandando a agentes de la Procuraduría General del Estado para intimidar y/u observar a los que han apoyado el movimiento impulsado por Susana.

 

Lo que me parece escandaloso aquí, es que esos agentes deberían estar investigando, robos, homicidios, estafas, amenazas o de perdida juntando evidencia para sustentar un caso contra Duarte y su gabinete. El gobierno del estado, ha considerado que son más peligrosos los manifestantes en sus oficinas que la impunidad que sigue imperando en el estado. ¿Cuáles son las prioridades del fiscal Peniche?

 

Lo que yo vi, con estos malditos ojos, es que era la policía la que no dejaba entrar y cerraron las oficinas del gobierno del estado, no los manifestantes. Si con alguien hay que enojarse, no es con quien exige, sino con quien no hace su trabajo y cobra de los impuestos.

 

Ni que hablar de los embates del gobierno federal con sus planes económicos que en esta frontera, sólo por el precio de la gasolina, ya nos hacen menos competitivos con la ciudad de El Paso. Tampoco mencionar la política exterior mexicana, que tiene al frente a un aprendiz. Ni de la incapacidad que hemos demostrado para romper la dependencia económica de la industria maquiladora y que ahora nos tiene sin saber qué pasará mañana.

 

Cosas buenas hay, sin duda. En el municipio se ha mantenido un trabajo interesante dentro del Consejo Municipal de Participación Ciudadana y Desarrollo Social. En este consejo se está impulsando como agenda de trabajo una propuesta elaborada por diversas organizaciones civiles conocida como Plan de Metas. Este Consejo sesiona de manera abierta, cualquiera puede presenciar su trabajo y proponer en él ideas, proyectos, inquietudes, políticas públicas o lo que sea relacionado con el desarrollo social y la participación ciudadana. El consejo integra a representantes de la sociedad civil, instituciones académicas y de gobierno que de manera deliberativa propone, impulsa, revisa, evalúa y comenta lo que el gobierno municipal desarrolle en la materia.

 

Hasta el momento no se ha desvirtuado la labor del consejo, pero también debemos considerar que los trabajos apenas están empezando.

 

También en el Gobierno del estado se está trabajando en una ley de participación ciudadana, pude revisar algunos borradores y al parecer algunos asesores no han hecho bien su trabajo. Años, años se tiene en este trabajo incluso con propuestas de la sociedad civil elaboradas en un proceso a nivel estatal. Pero al gobierno le gusta ignorar la experiencia ciudadana y se remite a reconocer el trabajo de gente que tiene experiencia en la elaboración de leyes que nunca han funcionado o en funcionarios que están pensando en las próximas elecciones. Ahí la cosa se vuelve a torcer, empieza a estar mal.

 

Se están abriendo muchos frentes, para enriquecerse de la ciudad a costa de la ciudadanía, muchos espacios para participar que si nos descuidamos serán ocultados y estropeados si son tomados por los políticos de siempre.

 

Defender nuestra ciudad es nuestro derecho, también expresarnos y manifestarnos y proponer y vigilar y opinar. La Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que es deber de toda persona cuidar su comunidad. Si no lo hacemos, personas sin escrúpulos seguirán abusando de Juárez, de su gente y de sus recursos.

 

 

 

Hernán Ortiz
jhiiio@hotmail.com

jhortiz@uacj.mx

 

 

No al despojo de la tierra.
PARTICIPA:
http://noalcercoenlomas.wordpress.com


 

 Hernán Ortiz, Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y antropólogo por la Universidad Veracruzana. Actualmente  desempeña como Docente Investigador en la UACJ y es director de la Organización Ciudadanos por una Mejor Administración Pública (http://www.cimap.org.mx)


Jueves, 02 de Febrero de 2017

Cerrar ventana