Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Hora 11... día 11... mes 11


Miguel Ángel Sánchez de Armas


El 11 de noviembre de 1911 fue una mañana brumosa en las trincheras de Ville-devant-Chaumont en Verdún, una de las comarcas más anegadas en sangre durante la “gran guerra”. A las 10:59, el soldado raso Henry Gunther, un gringo del 313 regimiento de Baltimore, saltó de su parapeto y cargó contra un nido de ametralladora alemán emplazado a unos metros. Cuando su silueta apareció entre la niebla, los alemanes le gritaron en inglés quebrado que se detuviera, que la guerra estaba por terminar. Pero Gunther no se detuvo y siguió disparando. Una ráfaga lo mató a unos pasos del enemigo. Pasadas las 11:00 y ya en vigor el armisticio, los boches salieron de su zanja y llevaron el cuerpo de Gunther a la línea yanqui. Fue el último soldado estadounidense en morir en la primera guerra mundial.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA SUCESIÓN EN LA UACJ PARA EL PERIODO 2018-2024


Leobardo Alvarado


La sucesión en la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) esta próxima. Hasta hoy en día la situación es de polarización. Contrario a lo que algunas voces sugieren en cuanto a que pesará la división de grupos en la elección, tal vez lo que hay es un alto potencial para caminar en el sentido de la construcción de un proyecto universitario académico. La pregunta que debe hacerse es si por encima de nombres y posturas personales y de grupo, por primera vez las y los académicos, estudiantes y administrativos de la UACJ en conjunto pueden ponerse por encima de las discusiones que actualmente están en los extremos, para de manera abierta buscar construir un consenso de un proyecto académico para la comunidad universitaria y que beneficie a la ciudad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia un Brexit traumático?

Germán Gorraiz Lopez

El Brexit y el triunfo de Trump escenificaron el finiquito del “escenario teleológico” en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el “escenario teleonómico”, marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial a la vieja Europa.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Señor y esclavo de la palabra

Este mes se conmemora el medio siglo de la muerte de uno de los hombres emblemáticos de la historia contemporánea. Durante los últimos veinte años de su vida Winston Churchill fue aclamado como el más grande inglés de su tiempo y a su muerte, el 24 de enero de 1965 a los 91 años de edad, millones de seres humanos le guardaron luto en todos los rincones de la tierra. Con su nombre se han bautizado desde buques de guerra hasta cigarrillos; los libros sobre su vida y obra podrían llenar una biblioteca; la televisión y el cine lo estelarizaron; los cuadros que pintó se venden a precios exorbitantes en las galerías más afamadas y sus frases y dichos han sido inmortalizadas en letras de bronce en recintos cívicos en todas las latitudes.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

Señor y esclavo de la palabra

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

Este mes se conmemora el medio siglo de la muerte de uno de los hombres emblemáticos de la historia contemporánea. Durante los últimos veinte años de su vida Winston Churchill fue aclamado como el más grande inglés de su tiempo y a su muerte, el 24 de enero de 1965 a los 91 años de edad, millones de seres humanos le guardaron luto en todos los rincones de la tierra. Con su nombre se han bautizado desde buques de guerra hasta cigarrillos; los libros sobre su vida y obra podrían llenar una biblioteca; la televisión y el cine lo estelarizaron; los cuadros que pintó se venden a precios exorbitantes en las galerías más afamadas y sus frases y dichos han sido inmortalizadas en letras de bronce en recintos cívicos en todas las latitudes.

 

Winston Churchill es sin duda una de las figuras más importantes del siglo XX. Su vida política se extendió de 1911 a 1955, cuarenta y cuatro agitados años durante los cuales el mundo se vio envuelto en dos guerras mundiales y las relaciones geopolíticas dieron un giro de 180 grados. Dos veces ministro de la Marina (Primer Lord del Almirantazgo), Ministro para Pertrechos de Guerra, Ministro del Interior, Ministro de Hacienda, dos veces Primer Ministro e miembro de la Cámara de los Comunes tanto por el Partido Liberal como por el Conservador.

 

Fue también soldado y periodista. En marzo de 1916 en el frente occidental una granada alemana estuvo a punto de alcanzarlo. “Diez metros más a la izquierda –escribió a Clementine, su esposa- y hubiera sido el fin de una vida de altibajos, el obsequio final e inapreciado para un país malagradecido”.

 

Orador compulsivo y escritor enorme y prolífico, dejó, según la azorada reflexión de David Cannadine, “Una incomparable e intimidante montaña de palabras”. Según las cuentas de este editor, entre 1900 y 1955, Churchill pronunció en promedio un discurso a la semana: ocho volúmenes con más de cuatro millones de palabras.

 

En 1953 Churchill recibió el Premio Nobel, mas no por su extraordinaria carrera como estadista, sino por su obra literaria. He aquí a un varón notable en todos los sentidos, incluyendo los excesos y las pasiones, cuya infancia y juventud, sin embargo, no fueron preludio de nada sobresaliente. Al contrario, fue un niño enfermizo y torpe, nada brillante y rechazado por sus compañeros de escuela. Era bajo de estatura, más bien jorobado, de andar torpe, piel delicada, mentón débil y cintura generosa. Y como si todo eso no fuera desgracia suficiente, tartamudo.

 

Winston Leonard Spencer Churchill nació en 1874 en el palacio Blenheim de Oxfordshire, al oeste de Londres, hijo del político conservador Lord Randolph Churchill y de la norteamericana Jennie Jerome. Fue descendiente directo de John Churchill, primer duque de Marlborough (1650-1722) y tuvo una infancia solitaria criado por su nana, la señora Everest. Recibió instrucción en la escuela Harrow, en donde fue una medianía. Lo admitieron en el colegio militar de Sandhurst después de presentar tres veces el examen de admisión y causó alta en el Cuarto Cuerpo de Húsares en 1895, el año en que su padre murió.

 

Winston fue ejemplo –en una expresión que me gusta repetir a riesgo de caer en el odiado lugar común- de una permanente autoconstrucción interna. Es decir, esa capacidad que todos llevamos pero que pocos ejercen, que nos permite crecer emocional e intelectualmente sin cesar. Algo así como el aprendizaje y la educación permanente. Creo que Winston Churchill es el ejemplo más acabado de ello. Para ser estadista tuvo que ser orador. Para ser orador no podía ser tartamudo... ergo, superó ese impedimento a pura fuerza de voluntad.

 

En la constelación de nombres y hazañas que pueblan la historia de la Pérfida Albión, Winston Churchill es quizá el más conocido y uno de los que más evocan la imagen del sacrificio generoso, la valentía ante la adversidad y el amor férreo a la patria, virtudes acentuadas por una elocuencia magnífica y fijadas en una prosa dura y limpia como metal bruñido.

 

Por eso resulta un tanto asombroso e incómodo, al recordar las virtudes de este hombre, contrastarlas con el juicio que mereció de sus compatriotas durante una buena parte de su carrera: Inflado, huero, superficial, ofensivo, insensible, administrador mediocre, inestable... parece que los adjetivos críticos fueron tan abundantes en su vida como los elogiosos son hoy a su memoria.

 

David Cannadine, editor de un volumen de sus discursos, juzga que “Parte del problema fue que lo mismo exuberante de su retórica y la desconcertante facilidad con que la aplicaba a causas diversas e incluso contradictorias, sirvió para reforzar la sensación difundida desde muy temprano en su carrera y hasta bien entrada la década de los cuarenta, de que era un hombre de temperamento inestable y juicio defectuoso, sin pizca del sentido de las proporciones [...] Además, la prosa bruñida de Churchill frecuentemente asestaba grandes ofensas y reforzaba otra crítica extendida: que era por completo insensible a los sentimientos de los demás [...] Como una vez dijo Attlee, ‘el señor Churchill es un gran amo de las palabras, pero es algo terrible cuando el amo de las palabras se convierte en un esclavo de ellas, porque nada hay tras esas palabras, sólo son palabras de ofensa’ [Su oratoria] con frecuencia sonaba falsa, vana, pomposa e inflada [...] Después de escucharlo, una mujer opinó que era ‘un ridículo hombrecillo, detestable cual actor cómico’, con sus brazos cruzados, ‘su mechón alborotado y su vocecilla de teatro popular’.

 

Conozco a mujeres y hombres que aún recuerdan con emoción las arengas de Churchill transmitidas por la bbc, y su tono de voz más bien apagado que contrastaba con las ideas certeras y las metáforas deslumbrantes de sus discursos. ¿Cómo construir la capacidad de decir tantas cosas en tan pocas palabras? Sólo los verdaderos estadistas tienen ese don. El 18 de junio de 1940, en una de las horas negras de la nación, en vísperas de la “Batalla de Inglaterra”, con el sombrío sentimiento de que el pueblo inglés llevaba a sus espaldas todo el peso de la agresión nazi, Winston se dirigió a la Cámara de los Comunes en una alocución memorable:

 

“Seamos fuertes en nuestro deber, y con tanta fortaleza, que si el Imperio Británico y el Commonwealth existen dentro de mil años, la humanidad siga diciendo: Éste fue su mejor momento.”

 

Dos meses después, el 20 de agosto, ya con las bombas alemanas cayendo día y noche sobre el país, de nuevo subió a la tribuna para expresar magistralmente el sentimiento de la nación hacia el puñado de bravos pilotos de combate que defendían los cielos de la Patria:

 

“Nunca antes en el campo del conflicto humano, tantos debieron tanto a tan pocos.”

 

El Diccionario Oxford de Citas Célebres consigna 54 referencias a Churchill, lo que lo coloca en el nivel de los clásicos de la antigüedad. Y la lectura así sea a vuelapluma de sus discursos es un viaje de asombros por su capacidad para construir imágenes siempre sugerentes, con frecuencia deslumbrantes y en ocasiones hilarantes. Algunas tomadas al azar:  “Los imperios del futuro serán los imperios del espíritu” (6 de septiembre de 1943);  “Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, una cortina de hierro ha descendido a lo largo del continente” (5 de marzo de 1942); “Si Hitler invadiera el infierno, hablaría a favor del diablo en la Cámara de los Comunes” (11 de noviembre de 1940).

 

Su sentido del humor también fue legendario. Según recordó su hijo en una entrevista con la bbc en 1992, durante una estancia como huésped en la Casa Blanca, salió de la regadera -se imaginará usted en qué atuendo- y se encontró de frente al presidente Roosevelt. Sin inmutarse, Churchill expresó: ¡El Primer Ministro no tiene nada que esconder al Presidente de los Estados Unidos!”

 

Otra anécdota que se popularizó con otros personajes y otros ingredientes, se debe a la memoria de Consuelo Vanderbilt. En una reunión, Churchill se topó con Nancy Astor, con quien tenía un mutuo desagrado. Con fingida sonrisa y agudo sonsonete, la mujer le dijo: “Milord, si yo fuera su esposa… le pondría veneno en su café…” A lo que respondió el político: “Señora, si yo fuese su marido... ¡lo bebería!”\

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Hora 11... día 11... mes 11
Romance sonámbulo
El niño Fidencio
Nuestra historia
Un libro llamado Ulises
Exvotos
Aquel dos de octubre
El misterio de la creación
La bestia
Los paradigmas
Los idus de septiembre
Medios públicos
Tengo un sueño
El más triste de los alquimistas
El misterio de Foforito y otras ociosidades
En torno a la propaganda
Esa montaña...
Recuerdo de Conrad y Kipling
Escribir en el apando
No creo en el fin del hombre…

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Hallan el cuerpo de Patrick
Braxton, el norteamericano 'lavantado'
y asesinado en Urique
| Portada
Allana vivienda y provoca
incendio al cortar línea de gas
| Portada
Ejecutan a dos hombres y
una mujer en colonia 15 de Mayo
| Portada
A tiros matan a uno y hieren
a otro en la colonia Pancho Villa
| Portada
Balean, ejecutan a joven
en callejón de El Sauzal
| Portada
Tiran cadáver maniatado y de cara
enteipada en baldío de El Marqués
| Portada
Sin agua zona aledaña a la Ejército
Nacional por trabajos de la Jmas
| Portada
Asesinan a una mujer en vivienda
de fraccionamiento Universidad
| Portada
Rescatan a joven guatemalteco
agotado por el frío a orillas del Bravo
| Portada
Invita AMLO a votar en la consulta
sobre 10 proyectos, los días 24 y 25
| Portada
Un lesionado en explosión de gas
en una vivienda de la Hidalgo
| Portada
Lo dan por muerto al balacearlo
a domicilio; herido al hospital
| Portada
Busca un grupo de inmigrantes
cruzar el muro a la altura de Zaragoza
| Portada
Arresta la Migra a grupo de 40
centroamericanos que brincan la cerca
| Portada
Arranca el Festival Indígena
Umukí con 70 expositores
| Portada
De Derecho y Psicología los ganadores
del 7mo. Concurso de Oratoria de la UACJ
| Portada
Bloquea Jmas tramo de la Tecnológico
por hoyanco en la red de drenaje
| Portada
Recuperan 12 mil cervezas robadas
de camión repartidor en Las Almeras
| Portada
Arranca el ''Buen Fin''
con descuentos dl 10 al 50%
| Portada
Exhorta Cabildo a Ferromex a
respetar horario para el cruce del tren
| Portada

 

Gotera

    Agüita milagrosa.
    Contra todo mandamiento de protección a la salud, a la vida, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (Jmas) continúa con su campaña de corte del suministro a los cientos de familias a las que el salario ínfimo no les alcanza para cubrir el recibo.
    Operada como la 'caja chica' del gobierno estatal, bajo una ¿filosofía? ajena de humanidad, la descentralizada aplica el credo del mercader, se conduce como vil desplumadero, pues de lo que se trata es de obtener la máxima ganancia con la menor inversión.
    No importan los preceptos internacionales y mucho menos la Ley de Agua del Estado de Chihuahua que prohibe matar de sed a los ciudadanos y dejarlos sin el líquido suficente para la higiene, el saneamiento o la desinfección.
    Por eso, porque no se le desinchan ni tantito, la proprivada asociación se pasa por el arco del triunfo el formal llamado del Cabildo en su solemne última sesión: frenar el corte de agua a las cuentas de uso doméstico.
    De oídos sordos, el consorcio no repara en la inhumanidad que encierra despojar del agua a los más pobes entre los pobres juarenses.
    Obran sus gerentes como aquellos que dicen que nunca se sabe si se volverá a estar frente a una máquina de hacer dinero,  por lo que --en otro uso de la frase del gober--... se andarán yendo mucho a la rechindaga 'los que menos tienen, menos saben y menos pueden'.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Viva Méjico


Ramón Quintana Woodstock

 

Me emociona que les emocione que estén emocionados por la independencia de Méjico, me da harto gusto ver como en el cumpleaños de Porfirio Díaz nos pongamos patrioteros, luego el presidente en turno hace el ridículo antes miles de ridículos que se sienten ridículamente Mexicanos porque se ponen unas garras horribles que llevan tufo de campesino revolucionario, con colores patrios; la verdad es que esa ropa lo único que hace es disimular la panzota de ella y de el, de ahí en más no sirve para maldita la cosa.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Mexicanote

 

Ramón Quintana Woodstock

 

La reciente designación de Paco Ignacio Taibo II molestó a muchas personas, ahora navega entre los memes. Me encanta ver como se desgasta la mexicanada haciendo saber su aberración hacia el personaje que es un intelectual de izquierda y se lleva de piquete de cola con AMLO. Estudios no le faltan, pero parece que el puesto en el que lo pusieron desagradó a la derecha y centro, y a otros tantos que no saben que quieren pero les encantan zurrarse encima de los demás.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Mundos paralelos

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Habré tenido unos doce o trece años. Era una reunión de familias. Recuerdo al nieto de uno de los miembros del Escuadrón 201 platicar cómo la gente no es cuidadosa al cruzar la calle. Contaba de cuando una mujer cruzó frente a su auto y la atropelló. Fue a su casa, guardó el auto y esperó que todo se olvidará, como el  diputado Cipriano Charrez de Morena. Terminaba, su anécdota con una línea chistosa dónde decía que él no sabía que había pasado, sólo se enteró de que la mujer tenía calzones verdes.

Todos reían. Fue lo único que vi sus calzones verdes, decía él y las risas continuaban.


Mas Juárez

A la Cabeza

Agandalle permanente

 

Francisco Flores Legarda


Los padres deben dar dos cosas a
sus hijos, en este orden: raíces y alas.

Jodorowsky


El statu quo resopla escandalizando, lo suyo no es el cambio sino el agandalle permanente de los pocos. Me refiero a la oligarquía, digo, por si alguien se sintió aludido. La “vividorcracia” se siente amenazada. Tres signos del cambio reformista, informe si de cambio revolucionario se trata. No es el caso. El asunto es que las instituciones cumplan su propósito a favor de las mayorías. Reformismo puro para que no se espanten de una futura vocación radical del gobierno que está por tomar las riendas.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com